Cuerpo

Aceites Portadores

La función de los aceites portadores es llevar partes infinitesimales de los valiosos aceites esenciales a todos los poros de nuestra piel. Con sus características lubricantes facilitan los movimientos de masaje y su correcta distribución. Tiene propiedades regeneradoras, emolientes, an-tioxidantes y vitamínicas.

 

Rosa Mosqueta

 

Se extrae de las semillas del fruto de este arbusto de la fila de las rosáceas.

Tiene grandes propiedades y posee hasta un 89 % de ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a regenerar las células y recuperar la epidermis. Tiene un alto contenido vitamínico A, E, C, B1, B2, además de antioxidantes. Se utiliza en tratamientos de quemaduras, dermatitis, manchas cutáneas, cicatrices y tratar pieles irritadas. El único tipo de piel que no acepta el aceite de Rosa Mosqueta es el cutis graso o con tendencia acneica por su alto contenido en lípidos.

Presentación: frasco 30ml.

Almendras Dulces

 

Es uno de los más utilizados para masajes porque tiene poca absorción. Esta característica también lo convierte en un excelente protector de la piel.

Como propiedades terapéuticas se pueden destacar sus características espasmódicas, calmantes y suavizantes. Por eso esta indicado para tratar eczemas (como la dermatitis de pañal) y cualquier tipo de irritación.

Presentación: frasco 30ml.

Pepitas de Uva

 

Este aceite no tiene olor por lo que permite que el aroma de los aceites esenciales permanezca intacto. Su textura ligera no deja la piel grasa y es de los más utilizados para masajes corporales. Como tiene una ligera propiedad astringente, resulta muy indicado para el tratamiento de pieles jóvenes con tendencia acneica.

Presentación: frasco 30ml.